Auditoría ciudadana

La auditoría social examina las decisiones o las acciones de los funcionarios públicos, con el fin de identificar irregularidades administrativas, legales o financieras. Es una potente herramienta de rendición de cuentas social y un excelente punto de partida para que la ciudadanía se involucre en la lucha contra la corrupción(5). Es iniciada y liderada por organizaciones no gubernamentales (ONG) que reclutan, capacitan y coordinan la participación de ciudadanos en el proceso de auditoría propiamente dicho.

La auditoría ciudadana se inició en la década de 1950 como herramienta para que las sociedades comerciales respondieran por el impacto económico y social de sus actividades(6). En la década de 1980, la auditoría social se amplió para abarcar la buena gobernanza en todo tipo de organizaciones(7). A mediados de la década de 1990, cobró fuerte impulso a nivel global al ser puesta a prueba por el Mazdoor Kisan Shakti Sangathan (MKSS), un sindicato de jornaleros y agricultores de Rayastán, en la India, para dar seguimiento a la implementación de la Ley Nacional de Garantía del Empleo Rural Mahatma Gandhi(8).

TIPOS DE AUDITORÍA SOCIAL
¿POR QUÉ REALIZAR UNA AUDITORÍA SOCIAL?
BIBLIOGRAFÍA

(5) Helene Grandvoinnet, Ghazia Aslam y Shomikho Raha, Opening the Black Box: The Contextual Drivers of Social Accountability, New Frontiers of Social Policy (Washington D.C.: Banco Mundial, 2015), https://openknowledge.worldbank.org/handle/10986/21686, pág. 21. Se puede consultar un análisis general de la rendición de cuentas social en el curso abierto sobre el tema, de tres módulos, dictado por el Banco Mundial: https://olc.worldbank.org/content/introduction-social-accountability-self-paced

(6) Anjana Hazarika, ‘History and Significance of CSR and Social Audit in Business: Setting a Regulatory Framework’, editado por Mia Mahmudur Rahim y Samuel O. Idowu, en Social audit regulation. Development, challenges and opportunities. CSR, Sustainability, Ethics & Governance (Cham: Springer International Publishing; Imprint: Springer, 2015), págs. 217–256, pág. 218

(7) Gerardo Berthin, A practical guide to social audit as a participatory tool to strengthen democratic governance, transparency and accountability (Panamá, 2011), consultado el 20 de abril de 2018, pág. 25.

(8) Yamini Aiyar, Soumya Kapoor Mehta y Salimah Samji, A Guide to Conducting Social Audits: Learning from the Experience of Andhra Pradesh (India, 2009), pág. 3, http://www.priaacademy.org/pdf/A%20Guide%20to%20Conducting%20Social%20Audits_AI.pdf, consultado el 20 de abril de 2018.

(9) Shylashri Shankar, Can Social Audits Count? (2010), pág. 2, https://socialpolicy.crawford.anu.edu.au/acde/asarc/pdf/papers/2010/WP2010_09.pdf, consultado el 20 de abril de 2018.

(10) Centre for Good Governance, Social Audit: A Toolkit: A Guide for Performance Improvement and Outcome Measurement (2005), https://namati.org/resources/social-audit-a-toolkit-a-guide-forperformance-improvement-and-outcome-measurement/, consultado el 25 de junio de 2018.

(11) Acción Ciudadana también realizó este tipo de auditoría en el Departamento de Seguridad de la ciudad guatemalteca de Chiquimula. Determinó que el departamento no podía cumplir su función de reducir los niveles de criminalidad debido a las bajas partidas presupuestarias que recibía y a que contaba con equipos insuficientes. En sus recomendaciones, Acción Ciudadana instó al gobierno nacional a destinar más recursos al Departamento de Seguridad y a descentralizar el proceso presupuestario. Citizens Commission for the Transparency and Probity of Chiquimula, Outcome Report: Social Audits in the Chiquimula Department, Acción Ciudadana: TI-Guatemala.

(12) Lagunes, Guardians of Accountability: A Field Experiment on Corruption & Inefficiency in Local Public Works (antes, núm. 2), pág. 35.